jueves, 10 de mayo de 2007

FELIZ DIA MADRE PERUANA

Hablar de la MADRE es hablar de vida, hay una estrecha relación entre estas dos palabras. Si no fuera por nuestras madres no tendríamos VIDA, no disfrutaríamos de esta existencia, aún si fuera difícil, por que en la dificultad los HOMBRES nos convertimos en mejores seres humanos.


Por eso, damos gracias a nuestras MADRES, día a día, con nuestro corazón. Cada latido dice: GRACIAS MADRE POR LA VIDA QUE ME DISTE (PUN PUN), aunque nuestros cerebros a veces sean ingratos por que está ocupado en muchas tareas. El cerebro se olvida pero el CORAZON NUNCA hasta el día que deje de latir.


MADRE MIA, FELIZ DIA. QUIERO DARTE UN ABRAZO GRANDE, GRANDE... INMENSO. QUIERO QUE SIENTAS MI CORAZÓN LATIR, QUE TE DICE: ¡MAMÁ TE QUIERO, GRACIAS POR LA VIDA QUE ME DISTE!


GRACIAS A MI CORAZÓN, SE QUE TODOS LOS DIAS SON DÍA DE LA MADRE. IMAGINATE, SI SOLO MI CORAZÓN ES AGRADECIDO, ¡CUÁNTO AGRADECIMIENTO ENCIERRA LOS MILES DE MILLONES DE CORAZONES QUE EXISTEN EN EL MUNDO!... ¡TODOS DEDICADOS A LA MADRE! ..... A PESAR QUE A VECES LOS MILES DE MILLONES DE CEREBROS SE OLVIDEN.


¡FELIZ DIA DE LA MADRE A TODAS LAS MADRES PERUANAS Y DEL MUNDO!


Este poema con mucho cariño para todas las madres del Perú y el Mundo.


DULCE AMOR

Madre mi amor
tu dulce encanto
ilumina la senda
que dios creó para mí.

Dulce amor mío
que no hiciera ya
para verte siempre feliz.
y ser el néctar de tu vivir.

Cuando al despertar
veo tus ojos redonditos sobre mí
me parece ver esos dos luceros
que alumbraban la noche anterior
el cielo de esta tierra
que nos vio nacer
y que se llama perú.

Madre, mi amor
no permitas jamás
que las turbias gotas
de mi llanto
maltraten tu boca de coral.

ROSA LUZ ARROYO GUADALUPE
Mayo 2007


Con cariño,


GUILLERMO HUYHUA Y ROSA ARROYO

2 comentarios:

San Martín de Porres 65 dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Omar Cueto Camacho dijo...

Muy linda su forma de expresar el valor las madres, la mía yo la considero como mi apoyo incondicional que siempre estará conmigo en las buenas y en las malas porque somos un solo corazón.
Omar Cueto Camacho