sábado, 20 de enero de 2007

COYUNTURA MAGISTERIAL

COYUNTURA MAGISTERIAL


Diciembre y Enero han sido meses de coyuntura política en torno al problema de la educación peruana que fue puesta en la agenda de debate nacional por el gobierno aprista cuando planteó la Evaluación Censal a maestros de Educación Básica Regular. El análisis de esta coyuntura lo dividiremos en dos:

1. Ofensiva del Gobierno Aprista en educación.
2. Crack del Magisterio Peruano.

I. OFENSIVA DEL GOBIERNO APRISTA EN EDUCACIÓN

En el Perú, hace un buen tiempo que la idea de CALIDAD TOTAL se ha instalado en todas las esferas de la actividad profesional y universitaria, debido a las exigencias de la revolución científica y tecnológica que se desarrolla en el mundo. No por gusto existe la medida internacional de calidad denominada ISO. El mundo científico y productivo siempre está al tanto de las modificaciones del ISO para mejorar su desempeño cualitativo, mientras que el resto de la sociedad, conciente o inconcientemente, ha asimilado la idea. Esta es la base de la cultura de la evaluación que empieza a desarrollarse como reguero de pólvora y con gran fuerza en todo el Perú.

La educación peruana, como proceso formativo, debería producir mejores peruanos; sin embargo, todo el país sabe que no es así. El producto educativo, es decir, el peruano de los últimos 30 años no le gusta leer ni escribir, no tiene muy bien formada su ética y moral, no tiene vocación de trabajo en equipo, etc. La realidad lo muestra. En la última evaluación de escolares en Latinoamérica, nuestros escolares ocuparon los últimos puestos en comprensión lectora y razonamiento lógico matemático. El Perú es considerado como uno de los países más corruptos del mundo mostrando como punta del iceberg al caso de Fujimori-Montesinos. Está muy extendida la discriminación económica, política, cultural y racial. Etc.

Los peruanos tenemos muchas virtudes, pero el aspecto negativo es resaltado por los resultados concretos y amplificados por los medios de comunicación. Por eso es que todos los sectores políticos, económicos y sociales miran a la educación como causa de dicha situación de decrepitud moral, ética y cultural.

Dentro de este contexto el APRA gana las elecciones presidenciales. Y, debido a las exigencias históricas y políticas en que se encuentra este partido, a asumido que se encuentra frente a su gran oportunidad histórica para reivindicarse políticamente enfrentando la crisis educativa y hacer olvidar a los peruanos el gran desastre económico, político y social del quinquenio 85-90.

Para ello ha trazado un plan de Reforma Educativa Nacional, cuyo objetivo central público es mejorar la calidad educativa, tratando de sintonizar con la gran demanda social. Pero, al mismo tiempo, oculta otros objetivos políticos. Qué tan profunda sea la reforma va depender mucho de las situaciones políticas que se presenten en este camino reformista.

Es así que el gobierno aprista inicia una gran ofensiva que se muestra con los siguientes hechos:


1. Plantea la evaluación censal de los docentes y luego de una breve postergación lo realiza el 8 de enero con participación mayoritaria de los docentes.
2. Logra aislar políticamente al SUTEP del resto de la sociedad peruana, no hay ningún sector que defienda a la organización sindical del magisterio.
3. Luego de la evaluación censal el gobierno ha logrado dividir al magisterio entre maestros evaluados y no evaluados, abriendo una gran brecha irreversible al interior de magisterio.
4. También logró recortar el número de licencias sindicales de 304 a 30 con la aprobación mayoritaria de todos los sectores políticos y la indiferencia de los docentes que nunca gozaron de este privilegio.
5. El gobierno aprobó la RS Nº 001-2007-ED, presentando públicamente como Política de Estado el “Proyecto Educativo Nacional al 2021”, mostrando que el SUTEP nunca presentó algún proyecto nacional alternativo.
6. Prohibición de que los aportes a la Derrama Magisterial sean descontados de la planilla de los maestros mediante RM Nº 005-32007-ED frente a la inacción de los maestros que no conocen bien el funcionamiento de la derrama.
7. El gobierno fija con la nota mínima de 14 a los futuros maestros al promulgar un DS que modifica el artículo 18 del Reglamento General de Institutos Superiores, Pedagógicos y Escuelas Superiores de Formación Docente Públicos y Privados; esta medida ha contado con la aprobación de toda la sociedad debido a que es una garantía mínima para que mejore la calidad de los docentes del futuro.
8. El gobierno promulga el Decreto Supremo que plantea contratos solo a los docentes evaluados, provocando un gran pánico entre los profesores que no dieron la evaluación censal del 8 de enero.
9. El gobierno logra realizar exitosamente la inscripción de los docentes que no dieron la evaluación censal del 8 de enero, éxito que se debió a la medida mencionada arriba. Así vemos que pese a la agresión de los docentes rebeldes, gran número de docentes lograron inscribirse para la evaluación del 22 de enero.
10. Antes de la evaluación del 22 de enero el gobierno anuncia que los docentes nombrados que no participen en la evaluación censal no serán considerados para los ascensos, con esto dan un tiro de gracia final a los docentes más rebeldes.

Estas medidas están funcionando como un gran cernidor, la gran mayoría de docentes han optado por evaluarse, mientras que los más recalcitrantes aún mantienen su posición antievaluación, aquellos que por motivos estrictamente políticos quedaron en el mismo saco: los docentes influenciados por la dirección política de Patria Roja y los recalcitrantes huaynalayistas.

La bancada de Unidad Nacional se sumó a esta ofensiva aprista planteando que:

11. Se despida a los docentes que desaprueban tres evaluaciones para permitir que otros profesionales ingresen al magisterio. Toda la sociedad está de acuerdo con este planteamiento meritocrático, aunque todavía existe escepticismo por la intervención en la actividad educativa de otros profesionales.

Las diez primeras medidas han sido triunfos políticos contundentes del gobierno. La undécima medida se prevé como un nuevo triunfo de la alianza UN-APRA en el congreso. ¿Qué más seguirá?

II. CRACK DEL MAGISTERIO PERUANO

Producto de las medidas apristas, se produjo un gran Crack en el magisterio peruano, sobre todo entre los servidores públicos de la escuela estatal. Quienes frente a la evaluación censal tomaron diversas actitudes. Éstos se dividieron en tres:

1. Docentes Independientes que participaron en la evaluación. Éstos representan un gran abanico de docentes de diferentes pensamientos e ideologías, quienes por sentido común y sentido del deber participaron en la evaluación del 8 de enero. A estos se suman los docentes que se inscribieron para la segunda evaluación censal del 22 de enero. En esta segunda parte de la evaluación participan aquellos que no pudieron asistir anteriormente debido a la presión violenta de los huaynalayistas, aquellos que dejaron su convicción inicial al conocer la medida gubernamental de no contratar a docentes que no participan en esta evaluación, y, aquellos que por pánico frente a la posibilidad de quedarse sin trabajo corrieron a inscribirse en las UGEs. Sumándolos, hacen un gran porcentaje de maestros evaluados en todo el país. Éstos al no sentirse representados con los actuales dirigentes del SUTEP, posiblemente se organizarán frente a otra dirección política. Este gran contingente de maestros tiene el gran potencial de encabezar el gran cambio educacional que necesita el Perú.



2. Docentes bajo influencia del SUTEP Patria Roja, que se resisten a participar en la evaluación. La actitud de los dirigentes del SUTEP, comandada por Caridad Montes, ha sido rechazar a la evaluación censal. En un primer momento, la actitud firme de la dirigencia hizo que el gobierno rebajara el nivel de la evaluación, convirtiendo la inicial evaluación bajo una línea de aprobación-desaprobación a una benigna evaluación censal. Sin embargo, la real intención de la dirigencia era que la evaluación fracase. Así se hizo. La evaluación de 20 de diciembre fue un rotundo triunfo político de la dirigencia del SUTEP y de Patria Roja, al filtrarse públicamente el examen. Luego de este triunfo, lo que siguió ha sido un completo fracaso de la dirección política del SUTEP y Patria Roja. No pudo bloquear o hacer fracasar ninguna de las 11 medidas del gobierno arriba mencionadas. Mostrando ineptitud política al mantener la misma posición durante todo este proceso. Cada día que pasaba era insostenible anunciar que no tenían miedo a la evaluación sino que exigían garantías. Así, frente a las últimas medidas, como el no contrato de maestros no evaluados y que para subir de nivel se requiere ser evaluados, ha provocado pánico entre sus filas de simpatizantes, corriendo a inscribirse en la última oportunidad de evaluarse. Ahora, más que nunca los docentes de la corriente de Patria Roja deben estar en una disyuntiva: o mantenerse firmes en sus “principios” o participar en la evaluación y no perder sus trabajos. Si se mantienen en lo primero, continuarán en sus movilizaciones callejeras o en acciones cada vez más aisladas hasta el agotamiento si es que el gobierno se mantiene firme y el resto del magisterio se mantiene como simple espectador de este martirologio de Patria Roja. Si optan por acudir a la evaluación mostrarán que sus “principios” no eran tan firmes como afirmaban.

3. Docentes bajo la influencia del SUTEP Huaynalaya, quienes plantean el boicot a la evaluación. Fracasaron rotunda y vergonzosamente. Estos docentes existen paradójicamente en los lugares más pobres del país. justo en los lugares de emergencia educativa que requieren de docentes de calidad. Su accionar violento, infraterno con sus colegas y antiética es rechazado por todo el país. Éstos se encuentran en vías de extinción porque gracias a su ideología extremista no reúnen los requisitos que debe reunir un docente del siglo XXI para el desarrollo del Perú. Sus hechos hablan por si solos: Violencia verbal delincuencial; violenta agresión con piedras, cáscaras y pintura amarilla contra sus colegas de profesión, etc. Estos métodos, no justificables moralmente, funcionaron para cohesionar al SUTEP en los años 70 frente a la dictadura militar, pero hoy son métodos aún más reprobables debido a que la pertenencia a una organización sindical es voluntaria y libre y no coercitiva. Su posición de boicotear la evaluación es solo una mascarada para esconder que están en la docencia solo por el sueldo y no por vocación. Ellos al igual que Patria Roja continuarán por la senda de la violencia callejera, pero más radicalmente, con paros en las zonas más pobres perjudicando e involucrando a sus alumnos y la población más pobre en sus aventuras. Tratarán de provocar a la policía para denunciar persecuciones contra ellos.

CONCLUSION

Viéndolo a la manera deportiva, en esta coyuntura se enfrentan dos camisetas políticas: el equipo aprista con refuerzos de unidad nacional y el equipo combinado de Patria Roja y huaynalayistas. Hasta el momento, el primer equipo está goleando 10 a 1 al segundo. Esto significa, que como conductor político del magisterio, tanto los de Patria Roja como los Huaynalayistas, han fracasado rotundamente a ojos públicos planteando la necesidad de una reorganización profunda del magisterio peruano desde sus bases y una renovación de líderes con visión amplia, a la altura de los tiempos que encabece una revolución moral, educativa y social que necesita el país para convertirnos en una potencia económica, política, cultural y social en Latinoamérica y el mundo.





5 comentarios:

Ynés y Antonio dijo...

Señores Educando Perú:
Respecto a su documento de la evaluación censal, preciso lo siguiente:
1ºComo docente con título universitario siento una profunda indignación por el artículo públicado, ya que no se ajusta a la verdad, por que los responsables de la crísis de la educación han sido los diferentes gobiernos de turno y en especial el aprista, así como también los medios de comunicación, que no informan con la verdad, sino de acuerdo a los íntereses de sus amos.
2ºComo profesora que soy no he acudido a la evaluación censal, por principio y no porque sea una militante de Patria Roja o Huanalayista.Mi principio radica, en no ser complice del endeudamiento del país, que presuntamente obtendrá un prestamo de 400 millones de dólares del Banco Mundial, para supuestamente capacitar. Dinero que será repartido entre los apristas y medios de comunicación que sirven para engañar al pueblo y sostener esta política de hambre y miseria.
Señores, escriban con verdad.

Guillermo Huyhua y Rosa Arroyo dijo...

Hola Inès y Antonio.
Respeto a las personas con principio, aùn desde mi punto de vista estèn equivocadas.

Si no han asistido a la evaluaciòn bien por ustedes, pero asuman con responsabilidad individual las consecuencias, y no presionen con huevos, piedras, palos y en mancha a los docentes que quisieron ir a la evaluacion.

Diferimos en los puntos de vista. Pero como docentes debemos asumir nuestras propias responsabilidades. Si estamos 10, 15 ó 20 años en el magisterio siempre en el mismo plan de no medir nuestra responsabilidad en nuestro trabajo profesional, entonces estamos siendo irresponsables.
La verdad es una, pero las aproximaciones a ellas son muchas, ustedes y nosotros estamos en busqueda de la verdad. Nuestras experiencias, conocimientos, tècnicas haran la diferencia quien se acerca mejor a ese dulce objetivo.

Ignazio y Bernd dijo...

Interesante artículo, detallado como pocos y bastante instructivo.

Me pregunto qué se puede hacer para recuperar la autoestima de los maestros.

Está muy bien que se les exija calidad, pero el discurso de Alan García se ha vuelto bastante confrontacional en vez de motivar a los maestros a ser mejores y resaltar el importantísimo papel que juegan en nuestra sociedad.

Saludos,
Evaristo (www.perupolitico.com)

pablo Pacheco Huanaco dijo...

Un saludo coordial:

pablo Pacheco Huanaco dijo...

educando perú:
que se hace con los docentes que para llegar a su trabajo tienen que caminar horas y incluso dias y donde no existan medios de comunicación, donde no existe Eneregía eléctrica, con niños que también caminan horas para llegar a su centro de estudio, y antes del receso si es que existe se quedan dormidos de cansancio y hambre?. alguien se preguntó de ello?, personalmente dudo, no le parece que ningún gobierno se preocupó?, Entonces le digo aunque quizá contradictorio, la calidad de la educación peruana no se logrará con evaluación de los maestros sino se evalúa todo el sistema educativo peruana.

Por tanto queridos maestros debemos sumar fuerzas para cambiar la educación peruana planteando nuevos proyectos educativos propios acordes a nuestra relaidad.

Gracias.