miércoles, 20 de diciembre de 2006

SUTEP DE CALIDAD, NO DE CARIDAD


Los maestros por principio no somos mentirosos, ni ladrones, ni cobardes, ni mediocres, ni hipòcritas, ni poca cosas, ni revoltosos. Pero, la dirigencia del SUTEP, con Caridad a la cabeza, está pintando a los ojos de los peruanos y de todo el mundo como si lo fuéramos. Eso lo rechazamos de plano.

Los maestros no nos chupamos el dedo, para creer que existe algùn LADRON que nos hizo el favor ROBANDO las pruebas para el conocimiento de todo el Perù. En polìtica, eso se llama BOICOT, y eso significa, que hubo consigna polìtica para BOICOTEAR.

La dirigencia del SUTEP, cree que nos ha hecho un favor a los maestros del Perú al CELEBRAR LA POSTERGACIÒN DE LA EVALUACION DOCENTE, y no es asì. Por el contrario, nos han hecho un flaco favor, porque esta "victoria" es una "victoria pìrrica y contraproducente". Ahora, màs que nunca, toda la opiniòn pública cree que TODOS los maestros somos MEDIOCRES y "tenemos miedo" a las evaluaciones.

En el fondo, la dirigencia del SUTEP, le ha dado una victoria moral al gobierno, que recogiendo el clamor de la opiniòn pública va endurecer sus posición contra los maestros, enfilando primeramente contra LA ESTABILIDAD LABORAL, que tanto defienden los más radicales a costa de la CALIDAD EDUCATIVA.

Todo maestro sabe que, la COMPRENSION LECTORA y EL RAZONAMIENTO MATEMATICO, no se logra "capacitándose" en unos días, sino que éstas son capacidades que se logran desde los primeros grados de inicial y primaria. Es decir, los mediocres maestros que piensan "ganar tiempo" para prepararse mejor, no lograràn en 15 días ni "razonar mejor", ni "comprender mejor" porque sus estructuras mentales mediocres están definidas así desde sus primeros años. Quizás puedan "conocer algo más" en el rubro de CURRICULUM memorizando las capacidades, la diversificación curricular, las estructuras administrativas y las funciones de gestiòn. Apelan a la MEMORIA, tal como hacen los alumnos para enfrentar un examen: "Chancan la noche anterior" y después se olvidan. Mejorando en este punto, quizás aprueben la evaluación con nota 11.

Por eso, los maestros peruanos no nos debemos preocuparnos por la postergación y acudamos confiados al examen del 8 de enero. Son tiempos donde hay que separar el "grano de la paja" como paso importante para iniciar una verdadera revolución educativa en el Perú.
Los "revolucionarios" que dirigen el SUTEP están demostrando ser más conservadores que los apristas y pepecistas. Entonces, si los maestros del Perú queremos empezar un verdadero cambio en el Perú, debemos iniciar una verdadera REVOLUCIÓN MORAL dentro de nuestras personas, como base del conocimiento científico, demostrando resultados concretos en nuestros alumnos.

¡Por un SUTEP DE CALIDAD Y NO DE CARIDAD!

8 comentarios:

educandos dijo...

lA EVALUACION PLANTEADA POR EL GOBIERNO APRISTA ESTA SOLO DESTINADA A RIDICULIZAR A LOS MAESTROS. EN TODA EVALUACIÓN, LA PRUEBA A TOMARSE DEBE TENER VALIDEZ DE CONTENIDO, VALIDEZ PREDICTIVA Y CONFIABILIDAD. ESA PRUEBA CARECIA DE ESO, UNA PRUEBA NO SE PUEDE ELABORAR EN POCO TIEMPO, ADEMÁS SI SE QUIERE MEDIR EL NIVEL DE CONOCIMIENTOS DEL DOCENTE NO SE PUEDE HACER CON UNA PRUEBA DESDE CUALQUIER PUNTO DE VISTA INEPTA. ESTO SE HA CONVERTIDO EN UNA LUCHA ENTRE EL APRA Y EL SUTEP, TE INVITO A PARTICIPAR EN www.educandos.org
VISITA EL PORTAL Y ENVIARME TUS COMENTArios Y PORQUE NO ENVIARME ARTÍCULOS. NOS COMUNICAMOS

Simón Sajer dijo...

Voy a contarles una historia, esta ocurre en el pueblo llamado La Cochinchina, ubicado en el Perú Profundo, como todo pequeño pueblo andino, está formado por una veintena de casitas de adobe rodeadas por un cerco de piedras apiladas, estas casas, que en realidad son una habitación, donde en su mayoría, habitan familias compuestas por el papá, la mamá y generalmente unos cuatro niños; algunas familias cuentan con dos perros, 10 cuyes, dos ovejas, una vaca y algunos hasta tienen dos caballos, además cada familia dispone de un terreno para cultivar, papas, maíz, trigo, habas , quinua, etc.,etc. Cuenta el pueblo, con un puesto policial, casi siempre vacío, una capilla católica, que solamente se abre para la fiesta patronal de San Perico, patrono del pueblo. Lo mas importante, con gran esfuerzo, todos los habitantes de La Cochinchina, construyeron una habitación mas grande que sus casas, destinado para una escuela, por lo tanto, La Cochinchina ... ¡tiene una pequeña escuela! ... en cuya fachada, algún poblador optimista y con ganas de aprender a escribir, utilizando una calamina vieja, puso un letrero, que decía: “Escula N° 001 – don san Martin”.
Como es natural y seguramente por una disposición de la Dirección Provincial de Educación, asignó a esa escuela ... ¡un profesor! ... Oh, que maravilla, los niños del pueblo La Cochinchina, dejarían de ser analfabetos y ahora con el profesor aprenderían a leer y escribir, a conocer la historia del Perú y muchas otras cosas mas que podría enseñar el profesor.
Juan Quispe, se llamaba el profesor asignado, llegó desde la capital provincial al pueblo el día lunes en la noche, al día siguiente martes, no fue a la escuela por que estaba cansado del viaje realizado el día anterior, de modo que el día miércoles a las 10 de la mañana se presento en la escuela ante los 22 niños que lo esperaban con ansias de aprender y que a partir de ese momento serían sus alumnos, departió con ellos hasta las 11:30 a.m. porque tenía hambre, debía almorzar y hacer la siesta, de modo que envió a los niños a sus casas hasta el día siguiente, el día jueves los niños lo esperaban y el no se presentó porque estaba preparando sus cosas para viajar al día siguiente a la capital de provincia a recibir instrucciones, evidentemente que el día viernes no asistió a la escuela porque estaba de viaje, el sábado no se trabaja porque es sábado y mucho menos el domingo porque es domingo. Asta aquí parecía algo normal, pero... esto se repitió semana tras semana, mes tras mes y año tras año. Solamente se consiguió la desilusión de los niños del pueblo La Cochinchina y lógicamente nunca aprendieron a leer ni a escribir, tampoco conocieron la historia del Perú y mucho menos las cosas que esperaron aprender. Pero Juan Quispe, seguía siendo el profesor de esa escuela, seguía cobrando su sueldo mensualmente, reclamando ajustes, pertenecía al SUTEP o lo que es lo mismo al partido político comunista Patria Roja y finalmente tendría una jubilación y probablemente sería un futuro ejemplo de la docencia peruana ante el sacrificado gremio de docentes del Perú. ... Colorin colorado este cuento se ha terminado.
En el Perú existen cientos de pueblos iguales a La Cochinchina y existen miles de profesores que hacen lo mismo que Juan Quispe, entonces ... ¿porqué nos asombramos de que nuestros jóvenes no sepan lo mas elemental de las matemáticas? ... ¿porqué nos asombramos de ser uno de los países mas atrasado del hemisferio, en cuanto a educación y formación académica? ... ¿es posible concebir la existencia de las organizaciones gremiales de la educación , tal como están? ... ¿es posible mantenernos pasivos ante tanta falta de responsabilidad de los maestros, directores de colegios estatales, ministros de educación y finalmente autoridades gubernamentales?. Creo que hay mas preguntas que hacernos, lo cierto de todo, es que en el Perú no creo que el problema sea curricular, el problemas es de personas, es decir nuestros maestros en todos los niveles educacionales del país, adolecen de valores, adolecen de responsabilidad, adolecen de criterio y finalmente adolecen de muchas cosas básicas para ser un maestro; por lo tanto es imprescindible hacer una reforma en el Sistema Educacional formativo a nivel de Educación Básica, Primaria, Secundaria y formación Profesional; por supuesto que esto se lo dejamos a los especialistas, el cuento solo fue para ilustrar el problema.

Giovanni dijo...

Me vas a disculpar pero discrepo totalmente con tu primer comentario sobre el profesorado.... no seran todos pero si la mayoria hay que ser concientes y realistas..y reconocer, para poder cambiar y crecer.

Marco dijo...

Amigo docente. Te felicito por aceptar que se evaluen a los maestros y no seas igual que los del SUTEP. Espero que hayan más maestros optimistas y comprometidos con sus alumnos como tú.

Saludos

Marco dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
iCarlos dijo...

En mi blog escribí sobre cuan indignado estoy, tal vez no todos los profesores sean mediocres pero los que compran el examen si, porque se olvidan que lo mas importante para un profesor que es su alumno se va ver perjudicado por la mediocridad y bajeza de su actuar.

Seria un agrado tenerte un comentario tuyo en mi blog, ya que eres una gran profesor si aceptas ese reto, aunque no tenga validez y confiablidad como dice EDUCANDOS, pues un profesor es un profesor y no debe temer al saber.

Dioin dijo...

Profesora Arroyo, profesor Huayhua, reciban mis felicitaciones y una invitacion para leer el artículo "Quién teme a Caridad Montes" en:
http://dioinville.blogspot.com

Saludos

Dioin

Solano dijo...

Hola, a todos.
Hay colegios como TRILCE, en donde los profesores suelen ser muy "chéveres" con los alumnos y, hasta los mismos coordinadores de notas suelen ser "bacanes", siempre te quieren ayudar para que pases de año, cambiandote la nota para luego hacerte un "favorcito". Esta no es una denuncia pública, eso sí que no. Queda al criterio de cada uno.